A la Diosa Brigid…

 

Cada día y cada noche
Que recito la genealogía de Brigid
No seré muerto, no seré herido
No seré hechizado, no seré maldecido
Ninguno de mis poderes me abandonará
Ni tierra, ni turba, ni césped me cubrirán
Ni fuego, ni sol, ni luna me quemarán
Ni agua, ni lago, ni mar me ahogarán
Ni aire, ni viento, ni vapor me enfermarán
Ni encanto de Hada me llevará
Y estoy bajo la protección de la Doncella Sagrada
Mi gentil madre adoptiva
Mi amada Brigid

Anónimo